Cómo hacer que tus ojos se vean blancos y brillantes


La parte blanca del ojo se llama la “esclerótica” y puede indicar el estado general de salud de una persona. Evitar tener la esclerótica amarillenta o rojiza puede ser algo desafiante en términos de vanidad personal, ya que ese problema puede ocasionar que una persona parezca de mayor edad o cansada. 


Eso también podría indicar problemas de salud relacionados a los alérgenos, toxinas en el cuerpo y a problemas aun más graves en el hígado. Existen muchos remedios que pueden tratar o contrarrestar el tono rojizo o amarillento en los ojos, que van desde el uso de gotas para los ojos hasta cambiar tu dieta o incluso aplicar maquillaje estratégicamente.


Utiliza las comunes gotas para ojos o colirio. Las gotas oculares se usan para reducir el enrojecimiento en los ojos y darles un poco de humedad para contrarrestar los irritantes o la resequedad en los ojos. Puedes comprar diferentes marcas de gotas oculares en tiendas y farmacias, así como también en tiendas más grandes o supermercados. Aplica 1 o 2 gotas en el ojo afectado 4 veces cada día hasta que los síntomas desaparezcan. Revisa las instrucciones en la botella para obtener información adicional.


Prueba el uso de gotas oculares más viscosas. Existen marcas de gotas oculares que son más viscosas que las lágrimas naturales. Las gotas oculares más viscosas tienen propiedades de enfriamiento que alivian el ardor en los ojos y además reducen el enrojecimiento. Están disponibles en tiendas y farmacias. Si no has utilizado gotas oculares anteriormente, es probable que estos tipos de gotas no sean los mejores para empezar, ya que pueden ser un poco agresivos para los ojos.


Prueba el uso de gotas oculares azules. Existen otros tipos de gotas oculares que realmente son de color azul. Además de aliviar los síntomas de ardor y enrojecimiento en los ojos, estas gotas también cubren tus ojos con una ligera capa de color azul que contrarresta el tinte amarillento en los ojos para que parezcan más blancos.


Consigue de 7 a 8 horas de sueño cada noche. Dormir lo suficiente cada noche asegurará el descanso que tu cuerpo necesita y, por consiguiente, tus ojos descansarán y recuperarán su color blanco natural. Duerme al menos de 7 a 8 horas cada noche. Si tienes problemas para dormir, escucha música relajante o haz 10 minutos de meditación antes de ir a la cama para que tu cuerpo sepa que ya es hora de dormir.

No olvides COMPARTIR y dar LIKE.